La citronela, tóxica para los gatos: descubre sus riesgos y precauciones.

La citronela es una planta muy popular por su agradable aroma y sus propiedades repelentes de insectos. Sin embargo, aunque puede ser beneficiosa para los humanos, puede ser peligrosa para los gatos. En este artículo, te contaré cuáles son los riesgos asociados con la citronela y qué precauciones debes tomar si tienes gatos en casa. La citronela, tóxica para los gatos: descubre sus riesgos y precauciones.

La citronela contiene compuestos químicos conocidos como citronelales, que son los responsables de su aroma característico. Estos compuestos pueden ser irritantes para los gatos e incluso tóxicos si se ingieren en grandes cantidades. Los gatos son especialmente sensibles a las sustancias químicas debido a que su metabolismo no puede descomponerlas y eliminarlas de la misma manera que lo hacen los humanos u otros animales.

Uno de los principales riesgos de la citronela para los gatos es la irritación de la piel y las mucosas. Si un gato entra en contacto con la planta o con productos que contienen citronela, como velas o repelentes de insectos, puede experimentar enrojecimiento, picazón e incluso quemaduras en la piel. Además, si el gato se lame el pelaje después de haber estado en contacto con la citronela, puede sufrir irritación y dolor en la boca y el tracto gastrointestinal.

Otro riesgo asociado con la citronela es su potencial toxicidad. Si un gato ingiere una cantidad suficiente de citronela, ya sea directamente de la planta o de productos que la contienen, puede experimentar síntomas más graves como vómitos, diarrea, dificultad para respirar, debilidad y, en casos extremos, incluso daño hepático o renal.

Ante estos riesgos, es importante tomar precauciones si tienes gatos en casa. Aquí te dejo algunas recomendaciones:

1. Evita tener plantas de citronela en lugares accesibles para tus gatos. Si tienes un jardín, asegúrate de que las plantas estén fuera del alcance de tus mascotas.

2. Si utilizas velas o repelentes de insectos que contienen citronela, colócalos en lugares donde tus gatos no puedan acceder a ellos. Siempre supervisa a tus mascotas cuando haya este tipo de productos en uso.

Te puede interesar  Perlas de Onagra: Ana María la Justicia nos revela sus beneficios

3. Si sospechas que tu gato ha entrado en contacto con citronela o ha ingerido alguna sustancia que la contiene, acude de inmediato al veterinario. Cuanto antes se reciba atención médica, mejor será el pronóstico.

4. Mantén a tu gato alejado de áreas tratadas con citronela, como jardines o patios, hasta que los efectos de la sustancia hayan desaparecido por completo.

Efecto de la citronela en gatos

La citronela es un aceite esencial que se extrae de una planta llamada Cymbopogon nardus, también conocida como hierba de limón. Este aceite se utiliza comúnmente en productos repelentes de insectos debido a su fragancia fuerte y a su capacidad para ahuyentar a los mosquitos y otros insectos voladores.

Sin embargo, hay cierta controversia en cuanto al efecto de la citronela en los gatos. Algunas personas afirman que el olor de la citronela puede ser molesto para los gatos y puede incluso causarles daño. Otros argumentan que la citronela es segura para los gatos y que no hay evidencia científica que respalde los supuestos efectos negativos.

En realidad, no hay estudios científicos definitivos que demuestren los efectos específicos de la citronela en los gatos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los gatos son extremadamente sensibles a los olores y pueden reaccionar de manera diferente a los humanos y a otras mascotas.

Algunos gatos pueden encontrar el olor de la citronela desagradable y pueden evitar las áreas donde se ha aplicado. Otros gatos pueden no mostrar ninguna reacción aparente.


En casos raros, algunos gatos pueden experimentar irritación cutánea si entran en contacto directo con el aceite de citronela.

Como medida de precaución, si decides utilizar productos que contengan citronela en tu hogar o en áreas donde tu gato tenga acceso, es importante asegurarte de que el gato no tenga contacto directo con el aceite y de que haya una buena ventilación en el ambiente para evitar la acumulación de vapores.

Te puede interesar  De qué árbol sale el corcho: un fascinante descubrimiento

Si notas algún cambio en el comportamiento o la salud de tu gato después de la exposición a la citronela, es recomendable consultar a un veterinario para obtener un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado.

Plantas peligrosas para gatos

Es importante tener en cuenta que existen diversas plantas que pueden ser peligrosas para nuestros amigos felinos. Estas plantas pueden llegar a causar desde irritación en la piel hasta intoxicaciones graves e incluso la muerte en algunos casos. A continuación, mencionaré algunas de las plantas más comunes que representan un peligro para los gatos:

1. Lirio: Esta hermosa flor puede ser altamente tóxica para los gatos, especialmente para los felinos domésticos. El contacto con el polen o el consumo de alguna parte de la planta puede provocar daño renal grave e incluso insuficiencia renal aguda.

2. Dieffenbachia: Esta planta conocida comúnmente como «matacucarachas» puede resultar muy atractiva para los gatos debido a sus grandes hojas y colores llamativos. Sin embargo, su consumo puede causar irritación en la boca y la garganta, dificultad para tragar e incluso asfixia.

3. Azalea: Esta planta de flores hermosas y vibrantes es altamente tóxica para los gatos. La ingesta de cualquier parte de la planta puede provocar vómitos, diarrea, debilidad muscular e incluso problemas cardíacos.

4. Aloe vera: Aunque esta planta es conocida por sus propiedades medicinales para los humanos, el gel de aloe vera puede ser tóxico para los gatos si es ingerido en grandes cantidades. Puede causar malestar estomacal, vómitos y diarrea.

5. Philodendron: Esta planta de interior popular es también peligrosa para los gatos. Tanto el consumo como el contacto con la savia de la planta pueden provocar irritación en la boca, la lengua y los labios, así como vómitos y dificultad para tragar.

Te puede interesar  Para qué sirve el té macha?

Es fundamental tener conocimiento sobre estas plantas peligrosas para gatos y mantenerlas fuera del alcance de nuestras mascotas. Si sospechamos que nuestro gato ha tenido contacto con alguna de estas plantas o muestra síntomas de intoxicación, es vital buscar atención veterinaria de inmediato. La prevención y la supervisión constante son la clave para mantener a nuestros amigos felinos seguros y saludables.

1. Mantén a tus gatos alejados de cualquier producto que contenga citronela. La citronela es altamente tóxica para los gatos y puede causar daño hepático, renal e incluso la muerte si es ingerida o absorbida por la piel. Asegúrate de revisar siempre las etiquetas de los productos para detectar la presencia de citronela y evita su uso en áreas donde tus gatos puedan tener acceso.

2. Siempre consulta a tu veterinario antes de usar productos que contengan citronela en tu hogar. Si deseas utilizar velas, repelentes o aceites esenciales que contengan citronela, es importante que hables con tu veterinario primero. Ellos podrán asesorarte sobre los riesgos específicos para los gatos y recomendarte alternativas seguras. Recuerda que la salud y el bienestar de tus gatos siempre deben ser tu prioridad.