Cómo se obtiene el agua destilada: el proceso de purificación.




El agua destilada es un tipo de agua completamente pura, libre de cualquier tipo de impurezas, minerales o sustancias químicas. Es ampliamente utilizada en laboratorios, industrias, hospitales y en algunos casos, incluso en el hogar. Cómo se obtiene el agua destilada: el proceso de purificación.

El proceso de purificación del agua destilada se basa en el principio de la destilación, el cual consiste en evaporar el agua y luego condensar el vapor resultante para obtener agua pura. A continuación, te explicaré cómo se lleva a cabo este proceso:

1. El primer paso es tomar agua corriente, ya sea proveniente de una fuente natural o de la red de suministro público. Esta agua puede contener minerales, bacterias, virus y otras impurezas que deben ser eliminadas.




2. El agua se calienta en un recipiente hasta que alcanza el punto de ebullición, que es de 100 grados Celsius a nivel del mar. Durante este proceso, el agua se convierte en vapor, dejando atrás las impurezas sólidas y líquidas.

3. El vapor de agua es conducido a través de un condensador, que es un tubo enfriado por agua fría. El vapor se enfría y se condensa nuevamente en forma líquida, lo que resulta en agua destilada.

4. El agua destilada se recoge en un recipiente limpio y se almacena en condiciones adecuadas para evitar su contaminación.

Es importante tener en cuenta que el proceso de destilación puede eliminar la mayoría de las impurezas del agua, incluyendo minerales y microorganismos. Sin embargo, algunos compuestos volátiles con puntos de ebullición más bajos que el agua, como algunos disolventes orgánicos, pueden no ser eliminados completamente mediante este método.

Purificación del agua destilada

La purificación del agua destilada es un proceso esencial para eliminar impurezas y contaminantes presentes en el agua. La destilación es una de las técnicas más antiguas y efectivas para obtener agua pura, libre de minerales y compuestos indeseables.

Te puede interesar  Enfermedades del tomate: el exceso de humedad como factor desencadenante

El proceso de purificación del agua destilada comienza con la evaporación del agua a través de la aplicación de calor. A medida que el agua se evapora, las impurezas que no pueden evaporarse, como los minerales y los contaminantes químicos, se quedan atrás. Luego, el vapor de agua se condensa y se recolecta en un recipiente separado, dejando atrás las impurezas.

La purificación del agua destilada tiene numerosos beneficios.


En primer lugar, el agua destilada es segura para beber y utilizar en aplicaciones médicas y farmacéuticas, ya que no contiene bacterias, virus ni productos químicos dañinos. Además, el agua destilada es ideal para utilizar en equipos y aparatos que requieren un agua de alta pureza, como los humidificadores o los laboratorios de investigación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el proceso de destilación no elimina todos los contaminantes presentes en el agua. Algunos compuestos volátiles, como los solventes orgánicos, pueden evaporarse junto con el agua y condensarse en el vapor destilado. Además, la destilación tampoco es eficaz para eliminar contaminantes biológicos, como los virus o las bacterias, a menos que se utilicen técnicas adicionales, como la esterilización por calor o la filtración.

Obtención de agua destilada en laboratorio

La obtención de agua destilada en laboratorio es un proceso fundamental para garantizar la pureza del agua utilizada en numerosas aplicaciones científicas y analíticas. Este proceso se basa en el principio de destilación, que permite separar los componentes de una mezcla líquida aprovechando sus diferentes puntos de ebullición.

Para obtener agua destilada en laboratorio, se siguen los siguientes pasos:

1. Selección del equipo adecuado: Se requiere de un equipo de destilación que consta de una unidad de calentamiento, un matraz de destilación, un condensador y un recipiente colector para el agua destilada.

Te puede interesar  Insecticida para la tierra de las macetas: protege tus plantas

2. Preparación de la muestra: Antes de iniciar el proceso de destilación, se debe filtrar la muestra de agua para eliminar cualquier partícula en suspensión que pueda afectar la calidad del agua destilada.

3. Calentamiento: Se coloca la muestra de agua en el matraz de destilación y se calienta suavemente. El agua comienza a evaporarse a medida que se alcanza su punto de ebullición.

4. Condensación: El vapor de agua generado durante la ebullición se dirige hacia el condensador, donde se enfría y se convierte en agua líquida nuevamente.

5. Recolección: El agua destilada condensada se recoge en un recipiente adecuado, asegurando que esté completamente sellado para evitar la contaminación.

Es importante tener en cuenta que el proceso de destilación no elimina todos los contaminantes presentes en el agua, especialmente aquellos que tienen puntos de ebullición similares al del agua. Por lo tanto, para aplicaciones más exigentes, es posible que sea necesario utilizar técnicas adicionales de purificación del agua, como la ósmosis inversa o la filtración por membrana.

La calidad del agua destilada obtenida en laboratorio se evalúa mediante análisis químicos y físicos para asegurar que cumpla con los estándares requeridos. Estos análisis pueden incluir la medición de pH, conductividad eléctrica, contenido de sales y presencia de contaminantes específicos.

1. Utiliza un destilador de agua: La forma más común y efectiva de obtener agua destilada es utilizando un destilador de agua. Este dispositivo utiliza el proceso de destilación, que consiste en calentar el agua hasta que se evapore, luego recoger el vapor de agua y condensarlo en un recipiente separado, dejando atrás todas las impurezas y minerales. Los destiladores de agua están disponibles en diferentes tamaños y capacidades, por lo que puedes elegir el que se adapte mejor a tus necesidades.

Te puede interesar  Plantas de interior grandes y resistentes: una opción decorativa duradera

2. Filtra el agua a través de un filtro de ósmosis inversa: Otra forma de obtener agua destilada es utilizando un sistema de filtración de ósmosis inversa. Este proceso de purificación utiliza una membrana semipermeable para eliminar todas las impurezas y minerales del agua, produciendo agua pura y destilada. Los filtros de ósmosis inversa son fáciles de instalar y mantener, y pueden ser una opción más económica que un destilador de agua. Sin embargo, es importante asegurarse de que el filtro esté correctamente instalado y sustituirlo regularmente para obtener los mejores resultados.