Qué es el Acuerdo de París, el compromiso internacional por el clima




El Acuerdo de París es un acuerdo internacional adoptado en diciembre de 2015 durante la 21ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) en París, Francia. Fue ratificado por 189 países y busca combatir el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales. Qué es el Acuerdo de París, el compromiso internacional por el clima

El objetivo principal del Acuerdo de París es fortalecer la respuesta global a la amenaza del cambio climático y aumentar la capacidad de los países para lidiar con sus efectos. Para lograr esto, el acuerdo establece un marco para que los países desarrollen y implementen estrategias nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, así como para colaborar en la adaptación a los impactos del cambio climático.

El acuerdo se basa en cinco pilares fundamentales:




1. Objetivo a largo plazo: El acuerdo establece el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global «muy por debajo» de los 2 grados Celsius y realizar esfuerzos para limitar el aumento a 1.5 grados Celsius. Esto se considera fundamental para evitar impactos catastróficos del cambio climático.

2. Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés): Cada país debe presentar su propia estrategia de reducción de emisiones, conocida como NDC. Estas contribuciones son voluntarias y no están legalmente vinculantes, pero se espera que los países las revisen y aumenten con el tiempo.

3. Transparencia y rendición de cuentas: El acuerdo establece un marco para que los países informen y rindan cuentas sobre sus acciones de mitigación y adaptación al cambio climático. También se establece un mecanismo de revisión global para evaluar el progreso colectivo hacia los objetivos del acuerdo.

4. Financiamiento: El acuerdo reconoce la necesidad de proporcionar apoyo financiero a los países en desarrollo para ayudarles a implementar medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. Se establece un objetivo de movilizar $100 mil millones anuales para 2020, con el compromiso de aumentar esta cifra en el futuro.

Te puede interesar  El cambio climático: una farsa o una realidad preocupante

5. Solidaridad global: El acuerdo reconoce la importancia de la cooperación internacional para abordar el cambio climático y promueve la solidaridad entre los países desarrollados y en desarrollo. También reconoce la importancia de involucrar a todos los actores relevantes, incluyendo a la sociedad civil y el sector privado.

Acuerdo de París: ¿Qué dice sobre cambio climático?

El Acuerdo de París es un tratado internacional que fue adoptado en 2015 por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Su objetivo principal es lograr la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados Celsius, con la aspiración de mantenerlo por debajo de los 1.5 grados Celsius.

El acuerdo reconoce la importancia de tomar medidas urgentes para hacer frente al cambio climático y reconoce que el aumento de la temperatura global está directamente relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por las actividades humanas. Además, establece un enfoque basado en los derechos humanos y la equidad, reconociendo que los países más vulnerables y con menos recursos son los más afectados por el cambio climático.

Las principales disposiciones del Acuerdo de París incluyen:

1. Objetivo global: El acuerdo establece el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales, y realizar esfuerzos para limitar el aumento a 1.5 grados Celsius.

2. Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés): Cada país debe presentar sus contribuciones determinadas a nivel nacional, que son los compromisos que asumen para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático. Estas contribuciones son revisadas y actualizadas cada cinco años.

3. Transparencia y rendición de cuentas: El acuerdo establece un sistema de transparencia y rendición de cuentas para asegurar que los países cumplan con sus compromisos. Los países deben informar regularmente sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero y las medidas que están tomando para combatir el cambio climático.

Te puede interesar  Qué hacer con las cáscaras de mejillones

4. Financiamiento: El acuerdo reconoce la necesidad de movilizar fondos para apoyar a los países en desarrollo en la implementación de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. Se establece el objetivo de movilizar conjuntamente 100 mil millones de dólares al año a partir de 2020, con el fin de ayudar a los países más vulnerables.

5. Fortalecimiento de la capacidad: El acuerdo también reconoce la importancia de fortalecer la capacidad de los países en desarrollo para hacer frente al cambio climático. Se establece un Comité de Adaptación para promover la implementación de medidas de adaptación y apoyar a los países en desarrollo en la creación de capacidades.

El Acuerdo de París y su objetivo: lucha contra el cambio climático.

El Acuerdo de París es un acuerdo internacional adoptado en 2015 por 196 países que se comprometieron a tomar medidas para combatir el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, con el objetivo de esforzarse por limitar el aumento a 1.5 grados Celsius.

Este acuerdo es histórico, ya que es la primera vez que tantos países se unen para enfrentar un problema global de esta magnitud. Su objetivo principal es lograr una transición justa y sostenible hacia una economía baja en carbono, con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y frenar el calentamiento global.

El Acuerdo de París establece un marco para que los países establezcan y cumplan con sus propios objetivos de reducción de emisiones, conocidos como Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés). Estas NDCs son presentadas por cada país y deben ser actualizadas cada cinco años para aumentar la ambición y mejorar los esfuerzos de mitigación del cambio climático.

Te puede interesar  Cómo potabilizar el agua para consumo humano: consejos y técnicas.

Además, el acuerdo establece un mecanismo de transparencia y rendición de cuentas para garantizar que los países cumplan con sus compromisos y reporten de manera transparente sus emisiones y acciones. También incluye disposiciones sobre adaptación al cambio climático, financiamiento para países en desarrollo y transferencia de tecnología.

1. El Acuerdo de París es un tratado internacional adoptado en 2015 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) en París, Francia. Su objetivo principal es limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, y seguir trabajando para limitar el aumento a 1.5 grados Celsius. Para lograr esto, los países acordaron implementar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalecer la resiliencia y adaptación al cambio climático.

2. El Acuerdo de París se basa en la contribución determinada a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés) de cada país. Estas NDCs son acciones y metas específicas que cada país se compromete a tomar para reducir sus emisiones y abordar el cambio climático. Los países deben presentar y actualizar sus NDCs cada cinco años, con el objetivo de aumentar la ambición y garantizar un progreso continuo hacia los objetivos del acuerdo. Además, el acuerdo establece un marco de transparencia y rendición de cuentas para garantizar que los países cumplan con sus compromisos y que se realice un seguimiento adecuado de las acciones tomadas.