La campana extractora de 55 cm de ancho: una opción eficiente.




La campana extractora de 55 cm de ancho es una opción eficiente y práctica para cualquier cocina. Con su diseño compacto, se adapta perfectamente a espacios reducidos sin comprometer su capacidad de extracción de humo y olores. La campana extractora de 55 cm de ancho: una opción eficiente.

Una de las principales ventajas de esta campana extractora es su eficiencia energética. Gracias a su tamaño reducido, consume menos energía en comparación con modelos más grandes. Esto se traduce en un menor gasto en la factura de electricidad, lo cual es beneficioso tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.

Además de su eficiencia energética, esta campana extractora de 55 cm de ancho cuenta con un sistema de extracción potente y eficaz. Gracias a su capacidad de extracción de hasta 400 metros cúbicos por hora, es capaz de eliminar rápidamente el humo y los olores generados durante la cocción, dejando el ambiente limpio y fresco.




Otra característica destacada de esta campana extractora es su fácil instalación. Al ser de tamaño compacto, se puede colocar en cualquier parte de la cocina sin dificultad. Además, su diseño moderno y elegante se adapta a cualquier estilo decorativo, aportando un toque de sofisticación al espacio.

La campana extractora de 55 cm de ancho también ofrece diversas funciones y características adicionales, como la iluminación LED, que proporciona una excelente visibilidad sobre la superficie de cocción, y los filtros de grasa lavables, que facilitan su limpieza y mantenimiento.

Optar por una campana de cocina: ¿qué tamaño es ideal?

La elección del tamaño ideal de una campana de cocina depende de varios factores que deben ser considerados cuidadosamente. Una campana de cocina es un elemento esencial para mantener el aire limpio y eliminar los olores y humos producidos durante la cocción.

Te puede interesar  Remedios caseros: angustia estomacal bajo control sin medicamentos.

1. Tamaño de la cocina: El tamaño de la cocina es uno de los factores más importantes a tener en cuenta al elegir el tamaño de la campana. Una cocina grande requerirá una campana más grande para asegurar una correcta extracción de humos y olores. Por otro lado, en una cocina pequeña una campana demasiado grande puede resultar abrumadora y ocupar demasiado espacio.

2. Tipo de cocina: El tipo de cocina que se utiliza también influye en la elección del tamaño de la campana. Por ejemplo, si se utiliza una cocina de gas con varios quemadores, es recomendable optar por una campana más grande para asegurar una adecuada extracción de los vapores y humos generados durante la cocción.

3.


Capacidad de extracción: La capacidad de extracción de la campana es otro factor a considerar. La capacidad de extracción se mide en metros cúbicos por hora (m3/h) y determina la cantidad de aire que la campana es capaz de extraer en un determinado periodo de tiempo. Es importante elegir una campana con una capacidad de extracción adecuada a las necesidades de la cocina.

4. Altura del techo: La altura del techo también es un factor a tener en cuenta. En general, se recomienda que la campana esté instalada a una altura mínima de 65-70 cm sobre la superficie de cocción. Sin embargo, si el techo es especialmente alto, puede ser necesario optar por una campana más grande para asegurar una correcta extracción de los humos.

Medidas necesarias para una campana extractora

En primer lugar, es importante considerar el tamaño y la potencia de la campana extractora en relación con el espacio de la cocina. Para determinar las medidas adecuadas, se debe tomar en cuenta la superficie de la cocina y la altura del techo. Una campana extractora demasiado pequeña no será eficiente en la eliminación de humos y olores, mientras que una demasiado grande puede resultar incómoda y ocupar demasiado espacio.

Te puede interesar  Magnesio bisglicinato plus: ¿Para qué sirve este suplemento?

Además, es fundamental asegurarse de que la campana extractora esté ubicada a una distancia adecuada de la placa de cocción. La norma general es que la campana debe estar a una altura mínima de 65 cm y máxima de 75 cm sobre la superficie de cocción. Esto garantiza una captación óptima de los humos y evita posibles accidentes causados por el contacto con la campana caliente.

Otro factor a considerar es el sistema de extracción de la campana. Existen dos tipos de sistemas: extracción por conducto o recirculación de aire. El sistema de extracción por conducto es más eficiente, ya que expulsa los humos al exterior, mientras que la recirculación de aire solo los filtra y los devuelve a la cocina. Es importante evaluar la posibilidad de instalar un conducto de ventilación si se opta por el sistema de extracción por conducto.

En cuanto al diseño de la campana, es recomendable elegir un modelo que se integre armoniosamente con el estilo y la decoración de la cocina. Existen campanas extractoras de diferentes materiales, como acero inoxidable, cristal o incluso camufladas en muebles. Además, se debe considerar la iluminación incorporada en la campana, que proporcionará una mejor visibilidad durante la cocción.

Por último, es esencial asegurarse de que la campana extractora cuente con un sistema de filtrado eficiente. Los filtros atrapan la grasa y los olores, evitando que se dispersen en la cocina. Se recomienda optar por filtros de acero inoxidable o aluminio, ya que son fáciles de limpiar y tienen una vida útil más larga.

1. Asegúrate de elegir una campana extractora con una potencia de extracción adecuada para tu cocina. La potencia se mide en metros cúbicos por hora (m³/h) y debe ser suficiente para renovar el aire de la cocina de manera eficiente. Para una cocina de tamaño estándar, se recomienda una potencia de extracción de al menos 300-400 m³/h.

Te puede interesar  Colágeno, magnesio y ácido hialurónico: Ana María Lajusticia y sus beneficios.

2. Considera la opción de una campana extractora con filtro de carbono activo. Este tipo de filtro ayuda a eliminar los olores y purificar el aire de la cocina, además de atrapar las partículas de grasa. Asegúrate de reemplazar el filtro de carbono activo regularmente para mantener su eficiencia.