Cómo sacar un tornillo roto sin taladro: consejos útiles




Sacar un tornillo roto puede ser una tarea complicada, especialmente si no tienes un taladro a mano. Sin embargo, existen algunos consejos y trucos que puedes utilizar para extraer un tornillo roto sin necesidad de usar herramientas eléctricas. A continuación, te presento algunas técnicas que puedes probar: Cómo sacar un tornillo roto sin taladro: consejos útiles

1. Utiliza un destornillador de impacto: Este tipo de destornillador tiene una cabeza especial que permite ejercer fuerza en sentido contrario al movimiento de las manecillas del reloj. Al aplicar presión en esta dirección, podrás aflojar el tornillo roto y finalmente extraerlo.

2. Usa un extractor de tornillos: Los extractores de tornillos están diseñados específicamente para este propósito. Estas herramientas tienen una forma cónica con estrías en el interior que se enganchan al tornillo roto cuando se gira en sentido contrario a las manecillas del reloj. Para utilizarlo, simplemente coloca el extractor en el agujero del tornillo y gíralo con fuerza para extraerlo.




3. Calienta el área alrededor del tornillo: Si el tornillo está atascado debido a la oxidación o al pegamento, puedes intentar calentar el área con un soldador o un soplete. El calor ayudará a expandir el metal y aflojar el tornillo, lo que facilitará su extracción.

4. Usa un cortador de pernos: Si el tornillo está completamente dañado y no se puede girar, puedes optar por cortarlo. Un cortador de pernos es una herramienta similar a unos alicates, pero con una cabeza especializada para cortar pernos y tornillos. Coloca el cortador de pernos alrededor del tornillo roto y aplica presión para cortarlo.

5. Aplica lubricante: Si el tornillo está atascado debido a la oxidación, puedes intentar aflojarlo aplicando lubricante. Rocía lubricante penetrante en el área alrededor del tornillo y déjalo actuar durante unos minutos. Luego, intenta girar el tornillo con un destornillador para extraerlo.

Es importante tener en cuenta que estas técnicas pueden no funcionar en todos los casos y es posible que necesites recurrir a un taladro o a la ayuda de un profesional. Además, recuerda tomar precauciones como usar gafas de seguridad y guantes cuando intentes extraer un tornillo roto, ya que pueden producirse astillas o fragmentos metálicos durante el proceso.

Te puede interesar  Cómo hacer una lámpara de araña casera en 10 pasos

Truco para sacar tornillo quebrado sin taladro

Sacar un tornillo quebrado puede ser un desafío, especialmente si no se cuenta con un taladro. Sin embargo, existen algunos trucos que pueden ayudar a extraer el tornillo de manera efectiva. Aquí te presento una solución que puedes probar:

1. Preparación: Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano las siguientes herramientas: un destornillador de punta plana, un martillo, un alfiler o una broca pequeña y un lubricante penetrante.

2. Paso 1: Aplica el lubricante penetrante en el tornillo quebrado y déjalo actuar durante unos minutos. Esto ayudará a aflojar el tornillo y facilitará su extracción.

3. Paso 2: Con el destornillador de punta plana, intenta aflojar el tornillo girándolo en el sentido contrario a las agujas del reloj. Aplica presión y gira lentamente para evitar dañar aún más el tornillo.

4. Paso 3: Si el tornillo no se afloja, prueba golpear suavemente la cabeza del destornillador con un martillo. Esto ayudará a aflojar el tornillo y permitirá que el lubricante penetre aún más.

5. Paso 4: Si los pasos anteriores no funcionan, utiliza un alfiler o una broca pequeña para hacer una marca en el centro del tornillo quebrado. Esto servirá como guía para la siguiente parte del truco.

6. Paso 5: Con cuidado, utiliza el destornillador de punta plana para hacer un pequeño agujero en el centro del tornillo quebrado. Asegúrate de que el agujero sea lo suficientemente profundo como para que el destornillador pueda encajar.

7. Paso 6: Inserta el destornillador en el agujero que has creado y gira en el sentido contrario a las agujas del reloj para extraer el tornillo. Aplica presión y gira lentamente para evitar dañar la superficie.

Te puede interesar  Cómo hacer un reloj de arena de 1 minuto en casa

Este truco puede ser efectivo para sacar tornillos quebrados sin necesidad de un taladro. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la eficacia puede variar dependiendo del tamaño y la resistencia del tornillo. Si el tornillo está demasiado dañado o agarrotado, puede ser necesario recurrir a otras herramientas o buscar ayuda profesional.

Recuerda siempre tener precaución al realizar este tipo de trabajos y utilizar las herramientas adecuadas para evitar accidentes y daños adicionales.

Quitar tornillo sin herramientas ¡posible!

Quitar un tornillo sin herramientas puede ser un desafío, pero hay algunas técnicas que pueden ser efectivas en ciertas situaciones. Aquí te presento algunas opciones que podrías considerar:

1. Usar un elástico: En algunos casos, un trozo de elástico puede proporcionar suficiente agarre para aflojar un tornillo. Envuelve el elástico alrededor de la cabeza del tornillo y aplica presión mientras giras en sentido contrario a las agujas del reloj.

2. Utilizar un destornillador improvisado: Si no tienes un destornillador a mano, puedes intentar buscar un objeto pequeño y delgado, como un cuchillo o una llave, que se ajuste en las ranuras de la cabeza del tornillo. Aplica presión y gira suavemente para intentar aflojar el tornillo.

3. Calentar el tornillo: En algunos casos, el calor puede ayudar a aflojar un tornillo. Utiliza un encendedor o un soplete para calentar la cabeza del tornillo durante unos segundos y luego intenta aflojarlo con un destornillador.

4. Aplicar lubricante: Si el tornillo está oxidado o corroído, aplicar lubricante puede ayudar a aflojarlo. Rocía un lubricante penetrante en la cabeza del tornillo y déjalo actuar durante unos minutos antes de intentar aflojarlo.

5. Utilizar un taladro: En casos extremos, cuando ninguna de las técnicas anteriores funciona, puedes intentar usar un taladro para quitar el tornillo. Utiliza una broca del tamaño adecuado y perfora en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojar el tornillo.

Recuerda que estas técnicas pueden funcionar en ciertas situaciones, pero no garantizan el éxito en todos los casos. Siempre es recomendable utilizar las herramientas adecuadas para evitar dañar el tornillo o la superficie en la que se encuentra.

Te puede interesar  Cómo exportar espacio de trabajo en AutoCAD: una guía completa

1. Usa un extractor de tornillos: Un extractor de tornillos es una herramienta diseñada específicamente para eliminar tornillos rotos. Consiste en una broca que se inserta en el agujero del tornillo y se gira en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojarlo. Para utilizarlo, simplemente coloca la punta del extractor en el centro del tornillo roto y gira lentamente en sentido contrario a las agujas del reloj utilizando una llave o una pinza. A medida que gires, el extractor irá agarrando el tornillo y extrayéndolo del agujero.

2. Usa un alicate de punta fina: Si el tornillo roto sobresale ligeramente de la superficie, puedes intentar agarrarlo con un alicate de punta fina. Asegúrate de que el alicate esté bien sujeto al tornillo y aplica una presión constante mientras giras en sentido contrario a las agujas del reloj. Si el tornillo está muy ajustado, puedes intentar aplicar un poco de aceite o lubricante para aflojarlo antes de intentar quitarlo con el alicate.

Recuerda tener paciencia y aplicar una presión suave y constante al intentar quitar un tornillo roto sin taladro. Si no tienes éxito con estos consejos, es posible que necesites buscar la ayuda de un profesional o considerar otras opciones, como usar un taladro.