Campanas extractoras sin salida de humos: Teka tiene la solución

En la actualidad, tener una cocina sin salida de humos puede ser un inconveniente a la hora de instalar una campana extractora. Sin embargo, la marca Teka ha desarrollado una solución innovadora que permite disfrutar de una cocina limpia y libre de olores, incluso sin contar con una salida de humos tradicional. Campanas extractoras sin salida de humos: Teka tiene la solución

Las campanas extractoras sin salida de humos de Teka utilizan un sistema de recirculación de aire, que permite filtrar y purificar el humo y los olores antes de volver a expulsarlos al ambiente. Esto se logra mediante un filtro de carbón activo, que atrapa las partículas de grasa y los malos olores, dejando el aire limpio y fresco en la cocina.

Este sistema de recirculación es especialmente útil en viviendas o apartamentos donde no se puede realizar una instalación de salida de humos, ya sea por cuestiones de diseño, estructurales o por normativas locales. Además, la instalación de estas campanas extractoras sin salida de humos es sencilla y no requiere de grandes obras ni modificaciones en la cocina.

La gama de campanas extractoras sin salida de humos de Teka ofrece una amplia variedad de modelos, estilos y tamaños, para adaptarse a las necesidades y gustos de cada hogar. Desde campanas de pared hasta campanas de isla, todas ellas cuentan con un diseño moderno y elegante que se integra perfectamente en cualquier cocina.

Además de su eficacia en la eliminación de humos y olores, las campanas extractoras sin salida de humos de Teka también destacan por su bajo consumo energético y su funcionamiento silencioso. Gracias a su tecnología avanzada, estas campanas son capaces de mantener un ambiente limpio y agradable en la cocina, sin generar molestias ni ruidos innecesarios.

Funcionamiento de la campana extractora sin salida de humos

La campana extractora sin salida de humos es un dispositivo diseñado para eliminar los olores y humos generados durante la cocción en la cocina. A diferencia de las campanas tradicionales, estas no requieren una salida de humos hacia el exterior, lo que las hace ideales para espacios donde no es posible o conveniente instalar conductos de ventilación.

Te puede interesar  Olla rápida Fagor de 4 y 6 litros: la elección perfecta.

El funcionamiento de estas campanas se basa en la recirculación del aire. Cuando se enciende, el aire contaminado es aspirado a través de los filtros de grasa y carbón activado, que se encargan de retener las partículas y neutralizar los olores. Posteriormente, el aire limpio es devuelto al ambiente de la cocina.

El proceso de filtración es esencial para el correcto funcionamiento de la campana extractora sin salida de humos. Los filtros de grasa atrapan las partículas de grasa y suciedad presentes en el aire, evitando que se acumulen en la cocina y en los conductos de ventilación. Por otro lado, los filtros de carbón activado son responsables de la eliminación de los olores, absorbiendo las moléculas de olor y dejando el aire más limpio y fresco.

Es importante mencionar que estos filtros requieren un mantenimiento regular, ya que con el tiempo se van saturando y pierden su eficiencia. La frecuencia de limpieza o reemplazo depende del uso que se le dé a la campana y de la calidad del aire en la cocina. Se recomienda seguir las instrucciones del fabricante para mantener la campana en óptimas condiciones.

En cuanto al diseño, las campanas extractoras sin salida de humos suelen ser más compactas y silenciosas que las campanas tradicionales. Además, ofrecen una mayor flexibilidad en la ubicación, ya que no requieren una conexión directa con el exterior. Esto permite instalarlas en cualquier parte de la cocina, incluso en islas o encimeras sin pared trasera.

Campanas: ¿con o sin salida al exterior?

La elección entre una campana con o sin salida al exterior depende de varios factores que deben ser considerados cuidadosamente. A continuación, analizaremos la calidad de cada opción.

1. Campanas con salida al exterior: Estas campanas están diseñadas para extraer el aire de la cocina y expulsarlo al exterior a través de un conducto. Algunas de las ventajas de este tipo de campanas son:

Mayor eficiencia en la eliminación de olores y humo: al expulsar el aire al exterior, las campanas con salida garantizan una mejor eliminación de los olores y humo generados durante la cocción, manteniendo el ambiente de la cocina más limpio y fresco.

Te puede interesar  Fundas sofá 2 y 3 plazas: protección y estilo para tu hogar

Menor acumulación de grasa y suciedad: al eliminar el aire al exterior, se reduce la acumulación de grasa y suciedad en la cocina, lo que facilita la limpieza y el mantenimiento de la campana.

Mayor capacidad de extracción: las campanas con salida al exterior suelen tener una mayor capacidad de extracción de aire, lo que las hace más eficientes para cocinas donde se generan altos niveles de humo y olores.

Sin embargo, también existen algunas consideraciones a tener en cuenta con las campanas con salida al exterior:

Instalación más compleja: este tipo de campanas requieren la instalación de un conducto de ventilación que conecte la campana con el exterior de la vivienda, lo que puede implicar una mayor complejidad y coste en la instalación.

Limitaciones arquitectónicas: en algunos casos, la disposición de la cocina o la estructura del edificio puede dificultar la instalación de un conducto de salida al exterior, lo que limita la viabilidad de este tipo de campanas.

2. Campanas sin salida al exterior: Estas campanas, también conocidas como campanas de recirculación, no expulsan el aire al exterior, sino que lo purifican mediante filtros y lo devuelven a la cocina. Algunas de las ventajas de este tipo de campanas son:

Mayor facilidad de instalación: al no requerir un conducto de salida al exterior, las campanas sin salida ofrecen una instalación más sencilla y rápida, lo que las convierte en una opción ideal para cocinas donde la instalación de un conducto sería complicada o costosa.

Flexibilidad en la ubicación: al no depender de un conducto de salida al exterior, estas campanas pueden ser ubicadas en cualquier lugar de la cocina, lo que ofrece una mayor flexibilidad en el diseño y distribución de la misma.

Menor coste: en general, las campanas sin salida al exterior tienden a ser más económicas que las campanas con salida, tanto en términos de compra como de instalación.

Te puede interesar  Cómo se hace el jabón casero: una guía práctica.

Sin embargo, también hay algunas consideraciones a tener en cuenta con las campanas sin salida al exterior:

Menor eficiencia en la eliminación de olores y humo: aunque los filtros de estas campanas ayudan a purificar el aire, es posible que no sean tan eficientes como la extracción directa al exterior, lo que puede ocasionar que algunos olores y humo persistan en la cocina.

Necesidad de mantenimiento: los filtros de las campanas sin salida al exterior deben ser limpiados o reemplazados periódicamente para garantizar su eficacia, lo que implica un mantenimiento adicional.

1. Elige una campana extractora sin salida de humos de Teka que se ajuste a tus necesidades: Teka ofrece una amplia gama de campanas extractoras sin salida de humos que se adaptan a diferentes tamaños de cocinas y niveles de extracción de humos. Antes de tomar una decisión, asegúrate de medir el espacio disponible en tu cocina y considerar el nivel de extracción de humos necesario para eliminar eficientemente los olores y la grasa.

2. Utiliza filtros de carbón activado de Teka: Los filtros de carbón activado de Teka son una solución eficaz para eliminar los olores y la grasa en las campanas extractoras sin salida de humos. Estos filtros absorben y neutralizan los olores, mejorando la calidad del aire en tu cocina. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para cambiar los filtros regularmente y mantener el rendimiento óptimo de tu campana extractora.