Bisglicinato de zinc: ¿Para qué sirve este compuesto?




El bisglicinato de zinc es una forma de suplemento de zinc que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. El zinc es un mineral esencial para el cuerpo humano y desempeña numerosos roles importantes en la salud y el bienestar. Bisglicinato de zinc: ¿Para qué sirve este compuesto?

El zinc es necesario para el funcionamiento adecuado de más de 300 enzimas en el cuerpo, lo que significa que es esencial para muchos procesos bioquímicos y metabólicos. Juega un papel fundamental en el sistema inmunológico, la síntesis de proteínas, la cicatrización de heridas, el metabolismo de los carbohidratos y la regulación del ADN.

El bisglicinato de zinc es una forma altamente biodisponible de zinc, lo que significa que se absorbe y utiliza fácilmente por el cuerpo. Se forma mediante la unión de una molécula de glicina con una molécula de zinc, lo que mejora su absorción y utilización en comparación con otras formas de suplementos de zinc.




Una de las principales ventajas del bisglicinato de zinc es su capacidad para mejorar la función inmunológica. El zinc desempeña un papel vital en la producción y función de las células inmunitarias, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades infecciosas. Además, también puede ayudar a reducir la duración e intensidad de los resfriados y la gripe.

Otra función importante del zinc es su papel en la salud de la piel. El zinc es necesario para la producción de colágeno, una proteína esencial para la elasticidad y firmeza de la piel. También puede ayudar a reducir el acné, la inflamación y las cicatrices, promoviendo una piel más clara y saludable.

Además, el bisglicinato de zinc también puede ser beneficioso para la salud mental. Se ha demostrado que el zinc juega un papel en la regulación de los neurotransmisores del cerebro, como la dopamina y la serotonina, que están involucrados en la regulación del estado de ánimo y la función cognitiva. Por lo tanto, el consumo adecuado de zinc puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, reducir la depresión y mejorar la función cerebral.

Te puede interesar  Matrícula mal puesta en seguro: un error con consecuencias.

Beneficios del Bisglicinato de zinc

El bisglicinato de zinc es una forma de suplemento de zinc altamente biodisponible, lo que significa que se absorbe fácilmente en nuestro cuerpo y se utiliza de manera efectiva. Algunos de los beneficios principales de tomar bisglicinato de zinc incluyen:

1. Apoyo al sistema inmunológico: El zinc desempeña un papel vital en el funcionamiento adecuado de nuestro sistema inmunológico. Ayuda a fortalecer nuestras defensas y a combatir infecciones. Tomar bisglicinato de zinc puede ayudar a mantener un sistema inmunológico saludable.

2. Promoción de la salud de la piel: El zinc es esencial para la salud de nuestra piel. Ayuda en la producción de colágeno, que es importante para mantener la elasticidad y firmeza de la piel. Además, el zinc tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden ayudar a reducir los brotes de acné y promover una piel sana.

3. Mejora de la salud reproductiva: El zinc desempeña un papel crucial en la fertilidad masculina y femenina. En los hombres, el zinc es necesario para la producción de esperma y ayuda a mantener la salud de la próstata.


En las mujeres, el zinc es esencial para la maduración de los óvulos y el equilibrio hormonal. Tomar bisglicinato de zinc puede ayudar a mejorar la salud reproductiva en ambos sexos.

4. Apoyo a la salud mental: El zinc juega un papel importante en la función cerebral y en la regulación de los neurotransmisores. Se ha demostrado que la deficiencia de zinc está asociada con problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad. Tomar bisglicinato de zinc puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y promover una buena salud mental.

Te puede interesar  Normativa de alojamientos turísticos en Castilla-La Mancha: todas las claves

5. Fortalecimiento de los huesos: El zinc es esencial para la formación y mantenimiento de huesos fuertes y saludables. Ayuda en la producción de colágeno, que es una proteína esencial en la estructura ósea. Además, el zinc trabaja en conjunto con otros minerales, como el calcio y el magnesio, para fortalecer los huesos. Tomar bisglicinato de zinc puede ayudar a mantener una buena salud ósea.

Personas que necesitan zinc

El zinc es un mineral esencial para el funcionamiento adecuado de nuestro organismo. Es necesario para el crecimiento y desarrollo normal, así como para el mantenimiento de un sistema inmunológico fuerte. Aunque la deficiencia de zinc es rara, hay ciertos grupos de personas que pueden necesitar un mayor aporte de este mineral.

1. Mujeres embarazadas o lactantes: Durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de zinc aumentan debido a la transferencia de este mineral al feto y al bebé a través de la leche materna. La deficiencia de zinc en estas etapas puede afectar negativamente el desarrollo del feto y el crecimiento del bebé.

2. Niños en etapa de crecimiento: Los niños necesitan zinc para un crecimiento y desarrollo adecuados. La deficiencia de zinc en esta etapa puede conducir a retraso en el crecimiento, problemas de desarrollo cognitivo y debilitamiento del sistema inmunológico.

3. Personas mayores: A medida que envejecemos, nuestra capacidad para absorber y utilizar el zinc disminuye. Esto puede llevar a una deficiencia de zinc en los adultos mayores, lo que puede afectar negativamente la función inmunológica y aumentar el riesgo de enfermedades como la neumonía y la debilidad muscular.

4. Personas con enfermedades crónicas: Algunas enfermedades crónicas, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad renal crónica y la diabetes, pueden interferir con la absorción y utilización del zinc en el cuerpo. Estas personas pueden necesitar un mayor aporte de zinc para compensar las pérdidas y mantener un nivel adecuado en el organismo.

Te puede interesar  ¿Cuánto tarda un envío urgente de Correos?

Es importante destacar que la ingesta excesiva de zinc también puede ser perjudicial para la salud. Por lo tanto, es fundamental mantener un equilibrio y consumir la cantidad adecuada de zinc a través de una dieta variada y equilibrada. Algunas fuentes naturales de zinc incluyen carnes rojas, mariscos, nueces, semillas y productos lácteos.

1. El bisglicinato de zinc es una forma de suplemento de zinc altamente absorbible y biodisponible. El zinc es un mineral esencial para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico, la síntesis de proteínas, la cicatrización de heridas y la salud reproductiva. El consumo de bisglicinato de zinc puede ayudar a cubrir las necesidades diarias de este mineral y asegurar un adecuado funcionamiento del organismo.

2. Además de sus beneficios para el sistema inmunológico y la salud en general, el bisglicinato de zinc también ha demostrado tener propiedades antioxidantes. Esto significa que puede ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres, que son moléculas inestables que pueden contribuir al envejecimiento y el desarrollo de enfermedades crónicas. Incorporar bisglicinato de zinc en tu rutina de suplementación puede ser una forma eficaz de mantener un equilibrio adecuado de zinc en el organismo y protegerlo contra el daño oxidativo.